Read Aire de las colinas: Cartas a Clara by Juan Rulfo Free Online


Ebook Aire de las colinas: Cartas a Clara by Juan Rulfo read! Book Title: Aire de las colinas: Cartas a Clara
The author of the book: Juan Rulfo
Language: English
Format files: PDF
The size of the: 320 KB
Edition: Plaza & Janés
Date of issue: June 1st 2000
ISBN: 9681104285
ISBN 13: 9789681104283

Read full description of the books Aire de las colinas: Cartas a Clara:

Le invertí de tiempo 15 días a este libro y no me arrepiento.

¿Para qué leer Cartas a clara de Juan Rulfo?

1. Por que cada carta es una ventana a entender la vida de este escritor: todo lo que padeció, los lugares en los cuales trabajo, sus anécdotas con sus compañeros, amigos y familia. Y por medio de todo ello, nos damos cuenta que es un artista sensible, con poca solvencia económica, pero con mucho amor a las letras.

2. A través de estas cartas nos muestra que el amor a distancia si se puede llevar y que cada día que pasa, el amor crece más y más. Los párrafos que le dedica Juan a su Muchachita Clara están llenos de sabiduría que adereza con suspiros y miel y que te hacen gritar QUE BONITO ES EL AMOR.

3. Estas 59 cartas que aparecen marcan una evolución de la persona, empezando del joven entusiasta que deja a su amada para conseguir estabilidad económica en otro estado de la república (df), pasando al hombre enamorado que prepara su boda y terminando en el artista y padre cariñoso que no puede vivir sin sus hijos y su esposa. Debo decir que la última carta te mueve los adentros, ya que es la ultima carta a su amada antes de la muerte y saber que murió amando es hermoso.

Un texto biográfico narrado de forma diferente y con mucho amor.

Read Ebooks by Juan Rulfo



Read information about the author

Ebook Aire de las colinas: Cartas a Clara read Online! Juan Rulfo nació el 16 de mayo de 1917 Él sostuvo que esto ocurrió en la casa familiar de Apulco, Jalisco, aunque fue registrado en la ciudad de Sayula, donde se conserva su acta de nacimiento. Vivió en la pequeña población de San Gabriel, pero las tempranas muertes de su padre, primero (1923), y de su madre poco después (1927), obligaron a sus familiares a inscribirlo en un internado en Guadalajara, la capital del estado de Jalisco.

Durante sus años en San Gabriel entró en contacto con la biblioteca de un cura (básicamente literaria), depositada en la casa familiar, y recordará siempre estas lecturas, esenciales en su formación literaria. Algunos acostumbran destacar su temprana orfandad como determinante en su vocación artística, olvidando que su conocimiento temprano de los libros mencionados tendría un peso mayor en este terreno.

Una huelga de la Universidad de Guadalajara le impide inscribirse en ella y decide trasladarse a la ciudad de México. La imposibilidad de revalidar los estudios hechos en Jalisco tampoco le permite ingresar a la Universidad Nacional, pero asiste como oyente a los cursos de historia del arte de la Facultad de Filosofía y Letras. Se convierte así en un conocedor muy serio de la bibliografía histórica, antropológica y geográfica de México, temas que un estudio minucioso de su obra literaria y fotográfica permite rastrear en las mismas, además de los textos y la labor editorial que les dedicó. Durante buena parte de las décadas de 1930 y 1940 viaja extensamente por el país, trabaja en Guadalajara o en la ciudad de México y a partir de 1945 comienza a publicar sus cuentos en dos revistas: América, de la capital, y Pan, de Guadalajara. La primera de ellas significa su confirmación como escritor, gracias al apoyo de su gran amigo Efrén Hernández. Publica sus imágenes por primera vez, también en América, en 1949. Pero fue a finales de la década de 1930 cuando se iniciaba como escritor y fotógrafo, aunque pocos sabían de esto.

A mediados de los cuarenta da comienzo también su relación amorosa con Clara Aparicio, de la que queda el testimonio epistolar (publicado en 2000 en Aire de las colinas. Cartas a Clara). Se casa con ella en 1948 y los hijos aumentarán la familia poco a poco. Abandona su trabajo en una empresa fabricante de neumáticos a principios de los cincuenta y obtiene en 1952 la primera de dos becas consecutivas (1952-1953 y 1953-1954) que le otorga el Centro Mexicano de Escritores, fundado por la estadounidense Margaret Shedd, quien fue sin duda la persona determinante para que Rulfo publicase en 1953 El Llano en llamas (donde reúne siete cuentos ya publicados en América e incorpora otros ocho, nuevos) y, en 1955, Pedro Páramo (novela de la que publicó tres adelantos en 1954, en las revistas Las letras patrias, Universidad de México y Dintel). En 1958 termina de escribir su segunda novela (muy breve), El gallo de oro, que no se publicará hasta 1980. En 2010 aparece la edición definitiva de esta última obra, después de una revisión cuidadosa del original que permitió eliminar errores e inconsistencias de la versión previamente conocida.

A partir de la publicación de los dos primeros títulos el prestigio literario de Rulfo habrá de incrementarse de manera constante, hasta convertirse en el escritor mexicano más reconocido en México y el extranjero. Entre sus admiradores se cuentan Mario Benedetti, José María Arguedas, Carlos Fuentes, Jorge Luis Borges, Gabriel García Márquez, Günter Grass, Susan Sontag, Elias Canetti, Tahar Ben Jelloun, Urs Widmer, Gao Xingjian, Kenzaburo Oe, Enrique Vila-Matas y muchos otros. Murió el 7 de enero de 1986.


Ebooks PDF Epub



Add a comment to Aire de las colinas: Cartas a Clara




Read EBOOK Aire de las colinas: Cartas a Clara by Juan Rulfo Online free

Download PDF: aire-de-las-colinas-cartas-a-clara.pdf Aire de las colinas: Cartas a Clara PDF